¿Cómo abrir una franquicia en España?

Abrir una franquicia en España proporciona innumerables ventajas en términos de negocio y rentabilidad, tal y como hemos detallado en otras entradas, por ejemplo, en el sector de la venta de terminales móviles

Sin embargo, las franquicias requieren una gran inversión, de modo que si queremos ver sus frutos, el primer paso es informarnos sobre cuáles son más seguras para embarcarnos en una franquicia productiva y rentable. Pero esto no es todo. 

Pasos a seguir para abrir una franquicia en España

Como hemos avanzado, es imprescindible sopesar los pros y contras de la franquicia en la que queremos invertir. Pero saber si es rentable requiere, sí o sí, acudir a expertos del sector de la economía, informarnos sobre el marco legislativo de la actividad en cuestión, etc. Llegados a este punto, daremos los siguientes pasos. 

Estudio de mercado

Antes de embarcarnos en el proyecto, es importante realizar un estudio de mercado previo, en el que habremos de analizar la viabilidad del futuro negocio en un entorno geográfico determinado, conocer las necesidades reales de la población de la zona, tener claras las oportunidades del mercado y qué negocios hay en el barrio o situación geográfica, evaluar los costes y beneficios de la franquicia y otros métodos que solo los grupos franquiciadores serios realizan. 

Determinación del presupuesto

Realizados estos estudios y previsiones, ahondando también en qué recursos humanos y técnicos, planes de marketing o publicidad podemos asumir, seremos capaces, en última instancia, de diseñar un plan de negocio que nos dé las claves para saber cuánto dinero necesitaremos.

Pagos iniciales 

Para abrir una franquicia en España hemos de hacer frente a dos pagos iniciales. Uno es el canon de entrada, que es el pago inicial a fondo perdido y su importe depende del tipo de franquicia. El segundo pago es el royalty, una mensualidad que abonaremos a la franquicia por los servicios y asesoramiento que nos proporcione desde la central y por el uso de la marca.

Preacuerdo con el franquiciador

Con este precontrato obtendremos la reserva de una zona determinada en la que se ubicará el negocio. 

Constitución de la sociedad

Una vez tengamos el local, hay que constituirse en sociedad, para lo que habremos de realizar una serie de trámites, como la forma jurídica de la empresa. Tras la constitución, firmaremos el contrato definitivo de la franquicia, donde se determinan los cursos de formación y manuales de franquicia. Por último, se nos va a entregar el canon de entrada.

Apertura del negocio

Antes de comenzar la actividad, lógicamente debemos contratar y formar a la plantilla de acuerdo con las directrices de la franquiciadora. 

Como ves, abrir una franquicia en España no es fácil, pero sí provechoso si cuentas con el asesoramiento e información necesarias para realizar una inversión segura. En este sentido, desde Radarphone podemos ayudarte a diseñar un buen plan de negocio y crear tu propia franquicia. ¡ponte en contacto con nosotros!

Menú
Abrir chat
¿Tienes dudas? contáctanos